ws Blue Crystal 2560x1600

rataotoLa Columna Dominical

Por: Roberto Cano

En una semana como presidente municipal de Othón P. Blanco, Otoniel Segovia Martínez demostró la clase de sabandija que es. Sinvergüenza, valemadre, descarado, pero sobre todo inútil. Lo último porque no aceptó la ayuda que le ofreció el gobernador Carlos Joaquín González que consistía en una solución para terminar con el problema de la basura. ¿Por qué su cerrazón? La respuesta es clara. Simplemente porque de hacerlo se le caía el “negocio” del millón de pesos mensuales que su yerno José Luis Murrieta (Burrieta para los cuates) amarró con la empresa veracruzana Ame Eco Solutions, la cual no cumplió ni un tercio del contrato firmado: no otorgó los diez camión es nuevos recolectores de basura, no se llevó la basura a otro lado y ni construyó en el basurero municipal una especia de bodega para “trabajar” las 250 toneladas que los chetumaleños producen diariamente. Es sinvergüenza porque no quiere aclarar las razones por las que se traslada de un lugar a otro a bordo de una moderna camioneta negra cuyo valor es superior al millón de pesos. Al ser cuestionado solamente dijo que se la dio prestado un amigazo. A Otoniel Segovia ya se les olvidaron, si es que algún día se los aprendió, los preceptos de López Obrador en cuanto a no robar, no mentir, no traicionar, y todo parece indicar que Otoniel roba, miente y traiciona. La conducta del tabasqueño que para desgracia de los chetumaleños gobierna en Othón P. Blanco, será “valorada” por la gente el próximo dos de junio. Los chetumaleños ya están hasta la madre de MORENA sus ratas integrantes, ello será cobrado en las elecciones, que los morenos crean que seguirán teniendo miles de votos a su favor, eso ya no sucederá, y no porque ya no vaya a estar López Obrador en las boletas, sino por la manera en la que se conducen ellos. Al interior de la comuna capitalina los integrantes del cabildo pertenecientes a MORENA se están rompiendo la madre todos los días. Yensunni Martínez, secretaria general del ayuntamiento se jala del chongo con el propio Otoniel Segovia y con Luis Gamero. Yensunni es alfil de José Luis Pech, y Otoniel de Marybel Villegas. El poder, al parecer, los enloqueció. Y como bien dijo López Obrador: “el poder atonta a los inteligentes y vuelve locos a los pendejos”. Mientras Otoniel Segovia se roba los escasos recursos de la comuna capitalina, Carlos Joaquín aprovecha la ocasión para llevar agua a su molino, pues resulta electorero que a tres meses de las elecciones se preocupara por rehabilitar calles, avenidas y parques en todo Chetumal, pero ni con eso podrá respaldar a sus inútiles candidatos. Lo claro de esta elección es que nadie puede predecir lo que sucederá, lo único que pasará es que el voto se pulverizará entre todos los candidatos. Lo interesantes vendrá después cuando se haya conformado la XVI legislatura local con el inicio de la danza de los millones.

Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Síguenos en nuestras redes sociales:
Facebook: DiarioNoticias_MX
Twitter: @dnnoticiasmx
Youtube: DiarioNoticias

Comentarios   

#1 RATOTACHETUMALEÑO 14-04-2019 13:19
CHINGA TU MADRE OTONIEL!!!!!!
#2 NO MMSdon ramon 14-04-2019 13:33
en chetumal todo esta de cabeza con MORENA
por eso debemos votar por el PRI
#3 MALOSARGIMIRO 14-04-2019 23:33
TODOS SON DE LO PEOR Y MAS LOS CANDIDATOS DEL PAN-PRD
#4 auditoriafelipe 16-04-2019 13:23
le deben aplicar la ley a segovia porque es un pinche abusivo

Escribir un comentario

  • Memes tomados de la red