ws Blue Crystal 2560x1600

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

virtLos efectos de la pandemia por el COVID-19 son incuantificables, tanto en el orden económico como en el social

Por: Eduardo Lara

Playa del Carmen, QR. Con la economía frenada, las acciones sociales limitadas y severas afectaciones al bienestar de las familias, el coronavirus no deja de sorprender ante su impacto social y las consecuencias que están por verse, siendo una de ellas en el sector educativo nacional.

Ante el alto riesgo de contagio que prevalece en la república mexicana, el gobierno federal determinó que el curso escolar 2020-2021 iniciará el próximo 24 de agosto vía televisión, contando con la “colaboración” de cuatro televisoras que cubren el territorio nacional, con la intención de tener un alcance de por lo menos el 94% de la matrícula escolar nacional, sin embargo, a escasos siete días de iniciar este nuevo experimento educativo existen muchas dudas y un sinfín de lagunas que ponen en duda los resultados que se obtendrán en materia educativa.

Por principio de cuentas, el proceso educativo es mucho más que una simple exposición de contenido temáticos, los estudiantes no son cajas vacías para llenar de conceptos y el fin de la educación no es cubrir programas educativos desarticulados con la realidad social, ante tales consideraciones, debemos de entender que la complejidad del proceso de aprendizaje va más allá que la obtención de un número que “represente” el conocimiento adquirido y por algo es que la educación ha sido un tema de gran interés e importancia a través de la historia.

La Pedagogía se desarrolló para plantear alternativas que permitan asegurar la adquisición de conocimientos de los estudiantes, considerando la gran diversidad de factores que intervienen en el proceso de aprendizaje, siendo el eje central de esos estudios la personalidad de los estudiantes, así como el ambiente en que se desarrolla el trabajo escolar, consideraciones que en el caso que nos ocupa, el curso escolar 2020-2021, ha sido ignoradas por completo.

En una teoría educativa nacional, desarrollada por el ilustre educador Rafael Ramírez Castañeda, en su propuesta de educación rural que rindió excelentes frutos, se establecen principios pedagógicos que pasan inadvertidos para quienes hoy aseguran que las clases televisadas darán la solución al problema provocado por el COVID-19, siendo uno de esos principios “los estudiantes aprenden de su interacción con el mundo natural y la sociedad en la que viven” y si esto lo aplicamos a las condiciones de encierro y limitación en que vivimos por la pandemia ¿qué es lo que van a aprender nuestros niños en este sistema de educación a distancia?

Pero la cosa no para ahí, ya que por la formación social que tenemos, los alumnos deberán presentar evidencias de su aprendizaje, situación que se ve complicada para los docentes, quienes tienen la responsabilidad de validar esos aprendizajes esperados, ya que, por las condiciones por las que atravesamos que nos obliga a un distanciamiento social para conservar la salud ¿cómo se realizará la entrega de evidencias de aprendizaje?

Y la mata sigue dando, ya que a unos cuantos días de iniciar el curso escolar, los docentes no han recibido instrucciones de los procedimientos, ni información sobre el método a aplicar, así como tampoco se ha considerado que aún existen docentes con rezago tecnológico, y ni que decir de los padres de familia, quienes tendrán a su cargo la responsabilidad de sentar a sus hijos ante un televisor a una hora determinada y asegurarse de que el educando ponga atención al video donde se le explique el tema a tratar en la asignatura.

Ante las declaraciones del secretario de Educación Federal, Esteban Moctezuma, para el magisterio de México quedan infinidad de dudas sobre su participación en el curso escolar 2020-2021, para los padres de familia quedan muchos reclamos pendientes, la mayoría contra los maestros, quienes son los menos responsables por las decisiones del gobierno, pero quienes dan la cara ante los reclamos, justos en cuanto a las medidas adoptadas, pero injustos al asegurar que los maestros son los responsables del pésimo resultado que se prevé en este sistema educativo improvisado, el cual tendrá como éxito rotundo que ningún estudiante repruebe en este cursos escolar 2020-2021 que iniciará con gran distancia docentes y estudiantes y como estos últimos con el conocimiento.

Contacto:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Síguenos en nuestras redes sociales:
Facebook: DiarioNoticias_MX
Twitter: @dnnoticiasmx
Youtube: DiarioNoticias

Una idea en “La educación de la nueva normalidad”

  1. Martes, 08 Septiembre 2020 16:53

    LAS CLASES VIRTUALES SON UNA LOCURA

    ESTRESADO TODO EL MUNDO

    LOS ALUMNOS LOS PROFES Y LOS PADRES DE FAM

Deje su comentario

En respuesta a Some User
No hay imágenes que mostrar en la presentación de diapositivas.