ws Blue Crystal 2560x1600

ZOECIUDAD DE MÉXICO. A diferencia de países con sistemas de salud privado en bancarrota y otros, como China, Estados Unidos y Alemania, que aplican rescates financieros, en México el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tiene garantizada viabilidad financiera para los siguientes 13 años, con reservas que prácticamente se duplicaron entre 2018 y 2022 y suman 401 mil 601 millones de pesos, afirmó Zoé Robledo, director del organismo.

Ayer se realizó la 113 asamblea general ordinaria del IMSS, en la que el presidente Andrés Manuel López Obrador resaltó que pasada la pandemia de covid-19, “estamos en buen momento” y se cuenta con recursos para mejorar los servicios para los derechohabientes.

Además, la utopía de que se garantice el derecho del pueblo a la salud será una realidad con IMSS Bienestar. Son 80 millones de derechohabientes del Seguro Social, pero “somos cerca de 130 millones de mexicanos y hay millones sin seguridad social”. Para eso es IMSS Bienestar, para que nadie se quede sin ser atendido por una enfermedad, con todos los medicamentos y en forma gratuita, sostuvo.

La recuperación del país se observa en la afiliación de trabajadores al IMSS, que ya son más de 21 millones 600 mil, lo que no había sucedido nunca, mientras el salario promedio mensual es de 14 mil 600 pesos. Éste también es histórico, resaltó el titular del Ejecutivo, y reconoció que ese crecimiento demanda mayor infraestructura, equipos, personal y medicamentos, como antes planteó el presidente de la Concanaco, José Héctor Tejada.

En representación del sector patronal, Tejada señaló que con las reservas acumuladas están las bases para que en los próximos años se realice la inversión más grande de las pasadas dos décadas, que, adujo, es uno de los reclamos de los derechohabientes.

Antes, José Luis Carazo, en representación del sector obrero, también aseveró que el IMSS no requiere subsidio permanente, sino una inyección de recursos para abatir el rezago en los servicios, con los cuales se podrá cumplir con la universalización de la salud en México.

Entre los logros mencionó el aumento en la recaudación por cuotas obrero patronales, 33 mil millones de pesos más que lo presupuestado hasta octubre de 2022. Es el monto más alto desde 2009, sostuvo.

Luego de que López Obrador entregó reconocimientos a la trayectoria institucional y el premio IMSS a la Competitividad, el director del Seguro Social señaló que el organismo toma la forma del proyecto de nación al que pertenece y es reflejo de la realidad nacional.

Virus de la privatización
Aseguró que hoy el país tiene el IMSS “más fuerte de la historia, el más seguro, pero sobre todo el más social”, al que además le toca encabezar la transformación del sistema de salud con IMSS Bienestar.

Esto es posible, aseveró el funcionario, por el cambio alternativo a la política neoliberal y privatizadora. El virus de la privatización “había contagiado al IMSS. Nadie dijo ‘el Seguro no se toca’, pero lo bueno es que ya lo vacunamos”, señaló.

Hubo algunas medidas que favorecieron al instituto, entre ellas el incremento al salario mínimo, que impulsó el sueldo base de cotización, el cual pasó de 350 pesos en 2018 a 480 en 2022.

Otra fue la reforma para terminar con la subcontratación y por la cual 3 millones de trabajadores pasaron de una compañía de servicios de personal a una empresa real y obtuvieron un incremento de 26.6 por ciento en su salario. Para el IMSS se tradujo en un ingreso adicional de 6 mil millones de pesos.

Respecto de IMSS Bienestar, recordó que ya existen convenios con 15 estados de la República, que han aceptado transferir la responsabilidad de los servicios de salud al nuevo organismo público descentralizado.

Robledo afirmó que el país tendrá un sistema sanitario como el de los países nórdicos, porque será 100 por ciento público, como en Dinamarca, donde la planificación centralizada asegura calidad y continuidad de la atención.

Por la mañana, en la conferencia de prensa diaria en Palacio Nacional, el titular del IMSS encabezó la presentación del balance sobre los tres programas piloto puestos en marcha por la administración federal para dar seguridad social a migrantes, trabajadores independientes y trabajadoras del hogar, en los que son ya 107 mil 795 inscritos.

Robledo detalló que a diferencia de los programas similares creados en el pasado (que “no fueron muy exitosos”, ya que ofrecían cobertura médica limitada y sin todas las prestaciones), los actuales consideran mayor abanico de derechos.

Con el registro, que el trabajador puede realizar en la página web de la dependencia, tendrá acceso a incapacidades laborales, seguro por riesgo de trabajo, guarderías, pensión y la cobertura para familiares del trabajador. Además, se busca que en breve también tengan derecho a un crédito Infonavit. Además, pueden registrar a sus familiares como beneficiarios.

En el caso de los trabajadores independientes –que incluyen comerciantes, músicos, mecánicos, profesionistas, abogados, médicos o arquitectos, entre otros–, pese a estar pendiente aún una reforma en la materia, con el programa que comenzó a operar en 2020 son ya 53 mil 59 personas aseguradas, que a su vez registraron a 67 mil familiares beneficiarios. (lajornada)

No hay ideas en “Garantizada la viabilidad del IMSS: Zoé Robledo”

Deje su comentario

En respuesta a Some User
No hay imágenes que mostrar en la presentación de diapositivas.