ws Blue Crystal 2560x1600

secretario decropLa Columna Dominical 

Por: Roberto Cano

Como si el 8 de octubre no hubiera nada para celebrar en Quintana Roo, pero los 25 diputados del congreso local y el minúsculo gobernador Carlos Joaquín González, se pasaron por el arco del triunfo esa fecha, que para ellos, seguramente, no es lo suficientemente importante para capturar su atención, si bien es cierto que el huracán Delta pasó entre Cancún y Puerto Morelos, no causó daños extremos, es decir, no hubo muertos ni casas ni edificios derruidos, por lo que no se justifica que el 8 de octubre se haya cancelado la sesión solemne para celebrar el 46 aniversario de esta tierra que ha dado cobijo a políticos y funcionarios públicos que se han convertido en millonarios gracias al erario, Carlos Joaquín y los diputados prefirieron pasearse por los sitios “afectados” por Delta para tomarse fotos y enviar un mensaje a la población de que están preocupados por la gente, lo que para las personas pensantes, sólo fue una maniobra política para la ocasión, no hay que olvidar que el próximo año los quintanarroenses elegirán diputados federales y presidentes municipales, pudo verse a varios legisladores, alcaldes y al propio ejecutivo inflarse el pecho y hacer como si están interesados en solucionar los problemas de la ciudadanía, Quintana Roo no se merece el trato recibido, toda esa gente que ocupa espacios importantes en la burocracia, sólo piensa en incrementar sus cuentas bancarias, muchos de ellos se fueron a sus estados durante los meses iniciales de la pandemia porque es lo que les interesa, Quintana Roo sólo es la gallina de los huevos de oro, en menos de dos años ya no estarán en esta tierra, retornarán a sus lugares de origen con sus cuentas bancarias repletas de dinero fácil… Cuando el secretario de la Marina, José Rafael Ojeda Durán, dijo que por órdenes del presidente Obrador se haría cargo de todo lo relacionado con el huracán Delta, Carlos Joaquín no pudo disimular su enojo al escuchar el funcionario federal, en pocas palabras, sintió lo que muchos chetumaleños sintieron cuando al inicio de su gobierno trajo a sus colaboradores de fuera, dejando a quienes le echaron la mano en el olvido, lo mismo habrá sentido cuando escuchó que hasta los boletines de prensa serían emitidos por alguien que sí sabe como la coordinadora nacional de protección civil, Laura Velázquez, no como Carlos Orvañanos que no distingue un artículo de una columna… La desaparición de 109 fideicomisos entre ellos el del Fondo Nacional de Desastres Naturales (FONDEN) provocó que una de las marionetas de Carlos Joaquín, el “líder” panista en Quintana Roo, José Faustino Uicab Alcocer, se desgañitara gritando que no es posible su desaparición porque no habría recursos para los afectados, pero lo que este politiquillo no dijo es que sí habrá dinero pero llegará de otra manera, es decir, ya no se la enviarán directamente a Carlos Joaquín, ni a las cuentas que maneja discrecionalmente Yohanet Torres, titular de la secretaría de finanzas y planeación (SEFIPLAN), el enojo de los que están en contra de todo esto, es porque no tendrán la opción de robar más los recursos públicos… Ya tiene un año de desaparecido el ex dirigente de los maestros del colegio de bachilleres, Tiburcio Bastián, la policía ministerial dice que no tiene datos, tampoco hace algo para encontrarlo, el fiscal Óscar Montes está más ocupado en darle chamba a sus parientes que en cumplir con sus obligaciones, como sabe que en Quintana Roo hay unos títeres disfrazados de diputados que no se atreven a exigirle, hace lo que se le pegue la gana… Los directores generales de los subsistemas de educación media superior siguen desplumando a los padres de familia con el cobro de mil 200 pesos por cada alumnos inscrito, si en el estado está el Conalep, el Cecyte, el Colegio de Bachilleres, y la Eva Sámano, entre todos atienden a más de 80 mil jóvenes que cada seis meses tiene que pagar dicho monto por inscripción, eso sin sumarle la cuota voluntaria que oscila entre 300 y 500 pesos, en esas instituciones ingresan cada seis meses más de 96 millones de pesos por concepto de inscripción y más de 32 millones de pesos por cuota voluntaria, al final en ¿dónde queda ese dinero? Si la educación media superior es considerada desde este sexenio como nivel básico, entonces ¿Por qué esos exorbitantes cobros? De acuerdo con información de primera mano otorgada por maestros de grupo, de primaria, secundaria y preparatoria, más de 110 mil estudiantes no se han conectado a sus clases virtuales, por diferentes causas: no tienen dinero para pagar internet, no tienen teléfonos inteligentes, sus padres no tienen empleo, por tanto no tienen cómo sufragar los gastos para que sus hijos puedan estudiar, todo eso a la secretaria de educación, Ana Isabel Vásquez, le vale un comino, por eso sus prisas para reabrir las escuelas con semáforo verde, pero lo que no se espera es que miles de padres de familia, sino es que todos, optarán por no arriesgar a sus hijos a enfermarse de COVID-19 al enviarlos a las escuelas, aunque habrá quienes sí lo hagan porque no tienen en dónde dejarlos por el trabajo… Todo parece indicar que el gobierno del estado quiere que los casos de coronavirus sigan aumentando, no quieren entender que reabrir las escuelas permitirá que eso suceda, por ejemplo, en España, Francia y Londres, por iniciar clases presenciales, están pagando su atrevimiento, y eso es justamente lo que quiere Carlos Joaquín.

Contacto:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Síguenos en nuestras redes sociales:
Twitter: @dnnoticiasmx
Youtube: DiarioNoticias

Nuestras fan pages
@DiarioNoticias_MX
@Educosas
@Parocardiaco

No hay ideas en “Con la vara que midas...”

Deje su comentario

En respuesta a Some User
No hay imágenes que mostrar en la presentación de diapositivas.