ws Blue Crystal 2560x1600

REFORMA¿Sabemos de qué se trata la reforma electoral propuesta por López Obrador?

Por: Eduardo Lara Peniche

Primera parte

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha insistido mucho en la necesidad de desaparecer el Instituto Nacional Electoral para crear un nuevo órgano electoral con el nombre de Instituto Nacional de Elecciones y Consultas, la iniciativa del presidente ha desatado un nuevo enfrentamiento social entre quienes sin analizar el contenido de la iniciativa se rasgan las vestiduras a favor y en contra, pero ¿en realidad sabemos en qué consiste la iniciativa y las implicaciones que esta conlleva?

Con todo respeto, considero que la mayor parte de mexicanos se mantienen ajenos de lo que representa la iniciativa de reforma electoral e ignoran las consecuencias que está traerá, por ello es que dedicaremos unas líneas, las necesarias, para tratar de explicar las implicaciones de la reforma electoral que pretende López Obrador, así como compartir algunas consideraciones sobre nuestro sistema electoral y posibles reformas que permitirían garantizar elecciones libres y honestas.

La iniciativa de López Obrador propone la creación del Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC), la desaparición de los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLEs, conocidos como Institutos Electorales Estatales) y Tribunales Electorales Estatales, reducción del número de Consejeros Electorales, eliminación de Diputados Plurinominales, reducción en el número de Diputados en los Congresos Estatales y Legisladores Federales (Diputados y Senadores), reducción del presupuesto del Instituto Electoral, aplicación del Voto Electrónico, Bajar el porcentaje de votantes para validar la Revocación de Mandato, ampliar la difusión de las obras y servicios públicos y la información de procesos electorales, y en tiempos electorales destinar 30 minutos diarios en cada estación de radio y canal de televisión, 90% a los partidos políticos y candidaturas independientes y el 10% al Instituto Nacional de Elecciones y Consultas.

Analicemos las implicaciones de esta iniciativa para que podamos comprender bien el alcance de la propuesta de López Obrador y determinar los beneficios que pretende lograr el presidente de la república.

Por principio de cuentas, el cambio de nombre de INE a INEC representa un gasto no especificado en la propuesta ya que toda la papelería se desechará, los edificios y el mobiliario cambiarán de imagen y color, y ese gasto puede evitarse al mantener el nombre actual, considerando que en las consultas públicas también es un proceso electoral, así que los mexicanos podemos ahorrar el enorme gasto que representa el cambio de nombre, colores y pintura en oficinas del instituto.

Segundo. Aunque parezca un doble gasto, la existencia de los Institutos Electorales en cada Estado de la Federación tiene su razón de ser, la cual se justifica con el principio constitucional que determina que cada Estado de la República Mexicana es Libre y Soberano por lo que sus órganos de gobierno, en lugar de someterse a un orden centralista, tienen la obligación de cumplir con el mandato de los ciudadanos, quienes tienen la facultad de elegir a sus representantes locales, independientemente de los representantes en la federación; es decir, la Federación no debe interferir en los procesos electorales de los Estados, puesto que la condición de Libre y Soberano obliga a respetar la decisión interna y coordinar las acciones federales en busca de la unidad nacional, de ahí que cada Estado este representado en el Congreso de la Unión Federal.

Al desaparecer los Institutos Electorales Estatales, las elecciones internas serán realizadas por órganos federales dirigidos por personajes ajenos a la realidad social y política de cada Estado, por lo que es importante conservar los OPLEs, para garantizar la libertad y soberanía en cada Estado, tal como lo establece el Pacto Federal en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Del mismo modo y los las mismas razones anteriores, en cada Estado de la República debe existir un Tribunal Electoral que atienda los asuntos electorales en su circunscripción, y no depender de jueces ajenos a la realidad local.

Debido a que el espacio es corto, seguiremos desarrollando este análisis en próximas publicaciones, ya que es importante que conozcamos las implicaciones de las reformas legales que los Diputados aprueban sin siquiera consultar a los ciudadanos, obedeciendo las órdenes de sus partidos políticos, por lo que es que estamos como estamos.

Nos leemos en la segunda parte de este análisis.

No hay ideas en “Desconocida reforma electoral obradorista”

Deje su comentario

En respuesta a Some User
No hay imágenes que mostrar en la presentación de diapositivas.